Etiquetado con Artículo AyD RSS

Salto al vacío

- Y a que se dedicará tu empresa?
- Bueno, es un estudio de diseño e ilustración técnico-Industrial
- Y en que epígrafe la podemos poner?
- No sé…. Estudio de diseño, o estudio de ilustración.
- Eh… ya, pero es que no existe epígrafe para nada de esto… Lo vamos a poner en el 224 dibujante técnico!!
- Ah… pues bueno…
O sea que he tardado 15 años en darme cuenta que necesitaba un cambio en mi vida profesional, y cuando decido, por fin, encaminarme a lo que realmente me gusta, resulta que hacienda me dice que no existe, yo que creía que empezaba a ubicarme en la sociedad.
La verdad es que ha sido una decisión difícil, en un momento difícil. La situación económica actual aconseja quedarse quieto en tu puesto de trabajo y esperar a que pase el chaparrón, y más cuando la empresa dónde estás no tiene problemas de trabajo para los próximos 2 o 3 años. Ayer leía un artículo que explicaba que el 59% de las empresas que se crean, no aguantan el primer año… no sé si éste será mi caso, pero es que creo sinceramente que cuando te llega el momento de dar un paso así, lo sabes, creo que si esperas a que pase algo, nunca lo haces. Es simplemente como cuando empiezas a sentir algo por otra persona, no sabes porque, y, a veces, no sabes ni si es el momento, pero lo sientes y no puedes pararlo. Pero bueno, este es un primer paso, porque cuando empiezas a tener claro que lo que tienes que hacer es ponerte por tu cuenta, llega la segunda fase, que es cuando tienes que compartirlo con la gente que quieres y con tu entorno mas próximo, es cuando tienes que superar opiniones del estilo:
- Estás seguro?, con lo cerrado que es un mundo así.
- Pero si dónde estas tienes un sueldo asegurado.
- Y con la edad que tienes, quieres decir que no lo tendrás mas difícil?
Esta es la fase que creo mas complicada de superar, de hecho ésta no ha sido la primera vez que he querido ponerme por mi cuenta, la diferencia es que así como las otras veces que creía tener un gran proyecto, mis intenciones no superaron esta segunda fase, en este caso, supongo que mi familia también sintió que era mi momento, y optaron por apoyar mi decisión… bueno, tampoco descarto que tenga a todos los dioses galos de mi parte, que después de leer tantos Asterix tampoco seria descabellado pensarlo. El hecho es que superada la fase dos creo que el resto simplemente es ser un poco realista con uno mismo, hay que hacer números para ver si realmente es viable lo que quieres hacer, hay que investigar el mercado, y hay que tener muchas ganas de funcione lo que estas haciendo. Fuera como fuera, en cosa de algo menos de medio año, he dejado el trabajo, me he dado de alta como autónomo, he capitalizado el paro para poder montar el estudio que siempre he querido tener, y estoy en el mercado!

Me gusta pensar que mi trabajo consiste en dibujar.

Contact